5 razones para NO hacer dieta

Categorizado como Blog

El sobrepeso y la obesidad hoy en día se han vuelto un problema de salud pública. Cada día se habla mas sobre las complicaciones que puede ocasionar un aumento de peso corporal, esto sin hablar del aspecto físico, el sobrepeso y la obesidad son causas mayores de depresión. Hacer dieta no siempre es la mejor solución, aquí te explico 5 razones para no hacer dieta.

Numerosas son las personas que caen en las dietas buscando encontrar un peso saludable y que lastimosamente en la mayoría de los casos resulta muy complicado de lograr y mantener a largo plazo.

El conocido efecto rebote o efecto «yoyo» es incluso más frustrante que el sobrepeso en sí, ya que el sentimiento de fracaso y culpa puede llegar a ser muy ofensivo.

Muchas personas frente al sentimiento de culpa por no haber logrado el peso deseado o no perder tan rápido como se esperaba, se refugian nuevamente en la comida y bajan los brazos ante la desesperación.

Las dietas populares, aquellas que no han sido realizadas y supervisadas por un Nutricionista Dietista, pueden en algunos casos ser peligrosas y en ocasiones exponemos el cuerpo a deficiencias nutricionales para nada necesarias. Ese circulo vicioso al final, en lugar de ayudarnos nos empeora la situación.

ENTONCES AQUÍ TE DEJO 5 RAZONES PARA NO HACER DIETAS POPULARES. 

1 – EFECTO REBOTE

Muchos son los pacientes que luego de varias dietas y han aumentado un poco más que al inicio. La primera vez que hacemos una dieta, generalmente, volvemos a tener el peso que cuando comenzamos. Sin embargo, a medida que vamos haciendo otra y otra dieta, recuperamos el peso perdido y un poco más cada vez. Sobre todo que cuando hacemos una primera dieta que no funcionó por lo general las siguientes son más restrictivas.

2 – DEFICIENCIAS NUTRICIONALES

La mayoría de las dietas populares son muy monótonas, incluso algunas están compuestas de 1 o 2 alimentos durante periodos a veces largos. Es importante saber que no podemos obtener de 1 solo alimento todos los nutrientes que necesitamos para que nuestro organismo funcione correctamente. De ese modo, con una dieta monótona o restrictiva no podremos conservar un buen estado de salud. Muchos nutrientes son esenciales para el metabolismo y por ende para la perdida de peso, si no aportamos por medio de la dieta aquellos nutrientes que el cuerpo necesitas, nuestro metabolismo se verá afectado y por ende “adormecido” y la perdida de peso obviamente será más lenta !

3 – SON ABURRIDAS

Imagino que ya habrás probado la dieta en la cual solo comes lechuga y pechuga de pollo cocida a la plancha sin aceite ? Fuera el arroz, el pan, la pasta, las frutas ! Ni hablar de los dulces y el chocolate ! Estas dietas en general, son muy aburridas y no son para nada un reflejo de la cultura gastronómica de casi ninguna persona. De este modo, aquellos alimentos que por tradición comemos vienen a ser un tema tabú y comer todos los días lo mismo se vuelve tedioso. Esto aumenta las probabilidades de fracaso de la dieta y por ende el efecto rebote.

4 – TE VUELVES ANTISOCIAL

Cuando hacemos dieta,  nos sentimos diferentes a los demás, somos el patito feo de las reuniones familiares y de trabajo. Comer fuera de casa se convierte en toda una odisea, un reto, un estrés !! Y adivinen qué? El estrés nos hace aumentar de peso o frenar la perdida de peso. Todo esto nos obliga inconscientemente a abandonar la dieta y caer nuevamente en el efecto rebote.

5 – NO SIEMPRE SON NECESARIAS

Si bien es cierto que debemos evitar algunas comidas si queremos perder peso, en muchos casos se trata de organizar correctamente nuestro menú o cambiar ciertos hábitos y actividad física para lograr el peso y la salud deseada. Las dietas, como mencione anteriormente pueden ser peligrosas y ocasionar daños en nuestro metabolismo. Entonces, antes de caer en ese circulo vicioso de las dietas y exponer a nuestro cuerpo a un estrés innecesario, lo mejor es consultar con un nutricionista dietista idóneo y realizar cambios durables y adaptados a nuestro cuerpo, estilo de vida, cultura, gustos.

Recuerda cuidar tu alimentación y realizar actividad física al menos 3 veces por semana a intensidad moderada. El cambio de hábitos no se logra de la noche a la mañana, se necesita tiempo y constancia. Si tomas decisiones saludables todos los días, pronto se convertirán en hábitos saludables.

Estas 5 razones para no hacer dieta no te han convencido ? Si deseas obtener consejos sobre la alimentación y cómo mejorar tus hábitos, necesitas perder peso y no sabes por dónde comenzar, mis programas están diseñados para darte un seguimiento personalizado y adaptado a tus objetivos y tu estilo de vida.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *